desahucio abogados

DESAHUCIAR AL ARRENDATARIO POR FALTA DE PAGO

En la noticia de hoy abordaremos un tema que por desgracia ocurre cada vez más. Se trata de cómo recuperar una vivienda arrendada ante el incumplimiento del contrato de arrendamiento por parte de inquilino.

 

Los motivos que pueden derivar a iniciar un procedimiento de desahucio pueden ser tanto el impago de un solo mes de la renta u otras cantidades como los gastos de comunidad, los suministros, entre otros; el incumplimiento de las obligaciones establecidas en el contrato: subarriendo parcial o total, realización de obras estructurales no consentidas en la vivienda o daños en el mismo; como por la terminación del plazo del contrato y el inquilino permanece en el inmueble.

 

Para que se pueda iniciar el procedimiento de desahucio, es imprescindible que el arrendador presente una demanda contra el inquilino, siendo conveniente, previo a la interposición de la demanda, requerir el pago mediante burofax, o medio fehaciente similar, con al menos un mes de antelación. De esta manera, si el arrendatario no abona las cantidades adeudadas en el plazo 10 días, no podrá enervar la acción de desahucio en el proceso judicial.

 

Una vez dictada la Sentencia en la que se decide que se realice el desahucio, se puede iniciar un nuevo juicio para ejecutar lo recogido en dicha Sentencia a partir de los 20 días desde que obtuvo firmeza, donde se podrá acordar el embargo de los bienes o dinero del deudor para cubrir la deuda, venciendo dicho plazo para interponer la nueva demanda a los 5 años.

 

En ningún caso, el arrendador deber tomar medidas tales como cortar los suministros, o cambiar la cerradura de la casa, puesto que podría verse implicado en una denuncia por coacciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *